QUÉ ES LA VISION G12?

QUÉ ES LA VISIÓN G12?

La visión es fundamental para aquellos que desean tener éxito en cualquier esfera de la sociedad; el deporte, la empresa, los medios de comunicación, etc. A lo largo de la historia, los visionarios siempre se han destacado por alcanzar metas que para otros parecían imposibles. En el campo del liderazgo no es diferente, quienes se destacan y dejan una huella en otros son los que tienen una visión clara.
Dios es el visionario más grande que existe, toda la creación fue producto de Su Visión y el hombre fue creado con este mismo propósito: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza” (Génesis 1:26). La semejanza nos habla de lo interno, por lo que podemos entender que Dios reprodujo Su carácter en el hombre, dándole la habilidad de soñar y de tener visión. Por eso, el Señor espera que cada uno de nosotros luche por alcanzar una visión, pues cuando lo hacemos estamos cumpliendo nuestro propósito y reflejando Su gloria.

«Visión es la idea de Dios revelada a la mente del hombre para que este la ejecute.»

Jesús tuvo la visión de salvarnos pagando un alto precio: el derramamiento de Su sangre en la Cruz del Calvario. Nuestra labor es tomar Su visión y reproducirla en otros, compartiendo el mensaje de salvación como lo dice Proverbios 24:11: “Libra a los que son llevados a la muerte; salva a los que están en peligro de muerte”.
Como iglesia, el Señor nos reveló la Visión del Gobierno de los Doce (G12) y hemos sido testigos del tremendo poder de esta Visión, pues a través de ella hemos podido impactar nuestra nación y las naciones de la tierra con el evangelio de Jesucristo.
“¿A cuántas personas discipuló Jesús?” Esa fue la primera pregunta que vino a mi mente cuando el Señor me reveló la Visión. Inmediatamente pensé en los textos de la Palabra que hablan del contacto que tuvo Jesús con las personas. El contacto con las multitudes fue esporádico: Un día estaba con un grupo, y al siguiente con otro totalmente diferente. Jesús compartió la mayoría de su tiempo con Su equipo de 12, a quienes Él mismo llamó. Ellos fueron el único grupo con el que tuvo un contacto permanente y con quienes compartía los secretos del Reino. Después, pude escuchar claramente la voz del Señor que decía: “Si entrenas doce personas y logras reproducir en ellas el carácter de Cristo que ya hay en ti, y si cada una de ellas hace lo mismo con otras doce, y así sucesivamente, tú y tu iglesia experimentarán un crecimiento sin precedentes”. Fue así que recibí la Visión del Gobierno de los 12 y comencé a correr con ella. Fue fruto de una revelación divina y la respuesta a un genuino deseo de alcanzar a las personas con el evangelio.

Es muy importante entender que el trabajo de la Visión requiere un trabajo personal, cada líder debe poner todo su corazón, su empeño y dedicar tiempo de calidad a la formación de su equipo de 12, tal como lo hizo Jesús. La Visión G12 capacita a los líderes para ejercer un pastoreo personal, directo, genuino y completo, donde cada persona nueva encuentra su lugar, pero también recibe dirección e instrucción oportuna.

«El proceso que garantiza el correcto desarrollo de la Visión es la Escalera del Éxito.»

ESCALERA DEL ÉXITO

Es una serie de etapas por las cuales el nuevo creyente debe pasar para poder convertirse un líder de la iglesia.

GANAR

Tiene lugar cuando el nuevo creyente recibe a Jesús en su corazón. Para poder ganar a alguien para Cristo, usted necesita orar por cada persona fervientemente, perseverando en su oración hasta que el nuevo tenga un compromiso genuino con Cristo y luego asista tanto a la reunión de la iglesia como también a una célula. Como iglesia, realmente nos enfocamos en este escalón, para lo cual siempre tenemos reuniones que llamamos “pescas”, y también actividades evangelísticas donde salimos a las calles a predicar. Por lo menos una vez al mes hacemos una reunión especial o un evento cuyo enfoque es específicamente atraer nuevas personas.

CONSOLIDAR

Una vez una persona acepta a Jesús en el corazón, se comienza un proceso que se denomina “Consolidación.”
La persona que invitó el nuevo creyente debe:

Llamar: Llamar al nuevo durante las primeras 48 horas luego de haber hecho su decisión por Jesús (Esta decisión usualmente es tomada en una de nuestras reuniones especiales que se realizan con este propósito). ∙ Visitación. Cuando visitamos a las personas podemos identificar las circunstancias en medio de las cuales viven y cómo es el estado de su familia

Ubicarlos en una célula: Es importante verificar que cada nuevo creyente esté asistiendo a una célula.
En este proceso de consolidación comenzamos a preparar a las personas para que puedan asistir a un Encuentro. Este proceso de preparación lo denominamos “Pre­Encuentro”, el cual consiste de 7 lecciones donde las personas aprenden lo que realmente significa ser salvos.
Es importante que cada nuevo creyente reciba estas enseñanzas antes de ir a un Encuentro. El hacerlo le dará entendimiento acerca del contenido del Encuentro y dispuestos para recibir lo mejor del mismo.

¿Qué es un Encuentro? Un Encuentro es un retiro de 3 días donde las personas se alejan de sus actividades cotidianas para poderse enfocar en su vida espiritual. El propósito es que cada asistente reciba la Revelación de la Cruz. Las áreas principales en las cuales los Encuentros se enfocan son:

∙ Experimentar una genuina conversión.
∙ Recibir sanidad interior y física.
∙ Liberación de todo tipo de ataduras y maldiciones.
∙ Llenura del Espíritu Santo.
∙ Conocer acerca de la Visión G12, para cumplir el Sueño de Dios.

Hemos podido ver que cuando las personas tienen un verdadero encuentro con Dios, darán el 100% de su vida para servir a Jesús. Al regresar de su Encuentro, están llenos del fuego de Dios y le quieren contar a todas las personas a su alrededor acerca de Jesús.

El “Post­Encuentro” también hace parte de la etapa de la consolidación. En esta ciclo, cada persona que ha asistido a un Encuentro asistirá luego a 10 lecciones, durante 10 semanas, en las que aprenderán acerca de los principios básicos de la vida cristiana y cómo continuar de la mejor manera su nueva vida en Cristo.

DISCIPULAR

En esta etapa es donde cada persona que pasó por el proceso de Consolidación de una manera exitosa comenzará su entrenamiento para convertirse en un líder. Cada creyente tendrá que asistir a la escuela de entrenamiento para líderes integrales denominada

Capacitación Destino, donde ellos podrán mirar de una manera más profunda la Palabra de Dios.

También aprenderán los principios de lo que significa convertirse en líder. Cada nivel consiste de 10 clases que se distribuyen en 3 períodos de 10 semanas. Los estudiantes toman dos materias o módulos por semestre. Al terminar el segundo nivel, ellos ya estarán listos para abrir su propia célula.

Así mismo, hay otras actividades que están dentro de esta etapa, por ejemplo, el “Re­encuentro”, que es una oportunidad para que cada persona pueda establecer su relación con Dios con un enfoque hacia el liderazgo. Los Re­encuentros se realizan en un fin de semana completo o en un día. Usualmente se cubren temas que directamente ministran de una manera más profunda a las necesidades de las personas, cómo crecer en su liderazgo y ministerio.

QUÉ ES UN GRUPO DE 12?

Es un grupo de doce discípulos que se reúnen una vez por semana con su líder. No es un grupo al que cualquier persona puede asistir; Jesús frecuentemente se reunía con sus 12 aparte de las multitudes (ejemplos). Si no tenemos un equipo con 12 personas todavía, entonces debemos tener una célula en donde podamos continuar ganar personas nuevas.

¿Qué es una célula?

Start typing and press Enter to search