UNA OFRENDA CON PROPÓSITO

perfilsarac

Sin lugar a duda puedo dar testimonio del poder que existe cuando una oración está unida a una ofrenda especial, cuando las ligamos con el propósito de recibir un milagro o buscamos de alguna manera conocer los tiempos de Dios. Para el mes de noviembre de 2014 justo había estado estudiando la vida de Ana. Su aflicción por ser estéril, el deseo de ver un cambio y su ofrenda unida a una oración sincera, lograron darle un nuevo norte a su destino. Precisamente, ese fue el mes que di una ofrenda con el propósito de conocer la dirección de Dios en mi área sentimental.

Para ponerlos en contexto, después del mundial de fútbol realizado en Brasil, había estado hablando por mensajes de texto un poco más de lo normal con Laudjair, a pesar de que me encontraba en la etapa de “nada que ver”. Todo siguió así hasta que un día de la nada Lau me escribe algo que no me esperaba… fue algo parecido a esto:

Lau: “Dios me pidió que hiciera algo muy difícil…”

Yo: Estaba pensando mil cosas… ¿Qué podría ser? Respondí muy normal, “¿Ah sí, se puede saber qué?”

Lau: “¡Si! Me pidió que ya no hablara más contigo”.

Creo que me esperaba todo menos eso. Yo había sentido que realmente si nos estábamos hablando mucho, pero aún así, no esperaba que me dijera eso.

Le respondí: “¡Wow! Mira que yo estaba sintiendo lo mismo”, una respuesta muy inteligente… jajaja. Sin embargo, estaba tratando de no mostrarle que aquello si me había tomado por sorpresa.

Bueno, ese día comenzó la etapa de no hablarnos y la verdad creo que Dios permitió eso para darme cuenta que si había quizás algo más que solo una amistad. Fueron dos meses en los que no hablamos absolutamente nada, lo interesante es que yo ya me había comprometido en ir durante el mes de noviembre a un congreso de Jóvenes en Brasilia, pero como con Lau no nos estábamos hablando, sentía que ese viaje sería bastante raro.

Llegó la convención de Miami en noviembre, estaba a dos días de viajar a Brasilia y tenía una inmensa incertidumbre frente a lo que me iría a encontrar allá. Una semana antes de la convención, Lau me volvió a escribir, pero obviamente ya después de no hablar ese tiempo la conversación fue muy general.

Un día antes de viajar mi papá habló sobre la ofrenda con propósito y a medida que él predicaba, sentía en mi corazón dar US 5.000 dólares para recibir una respuesta específica en mis sentimientos; nunca antes había dado una ofrenda por esa área, ni por esa cantidad. Ese dinero era justo lo que había estado ahorrando por un buen tiempo, pero a través de ese mensaje me sentí identificada con aquella mujer a la cual había estado estudiando, Ana. Una ofrenda lo cambio todo para ella, una ofrenda con el corazón y las intenciones correctas fue lo que mudo su vida por completo.

Yo quería que eso sucediera en mi vida, sabía que esa ofrenda tenía un propósito específico y que Dios cumpliría su voluntad en mi vida.

Así que di mi ofrenda, y en el momento que la di, vino una paz como nunca antes, sentía que el Señor había aceptado mi ofrenda y que Él se encargaría del resto. Con esta paz viajé a Brasilia, fue precisamente durante esa semana en la que Lau le pidió una señal con respecto a lo que debía hacer, la señal se cumplió y ya el resto creo que lo conocen…

Puedo confirmar que hay poder en la ofrenda. Cuando unimos a nuestra oración sincera una ofrenda desprendida veremos una respuesta.

Mi oración en esta ocasión es que puedan vivir y experimentar el poder de una ofrenda con propósito.

Los invito a conocer más de mi historia con Lau visitando saraandlau.com

Start typing and press Enter to search