Consolidar, demanda de nuestra parte una entrega total para la formación del nuevo creyente; implica amor, dedicación, esfuerzo y trabajo. Hemos sido llamados por el Señor para hacer discípulos, y la consolidación es la base fundamental para lograr que el nuevo viva por convicción su decisión por Cristo, cuidándolo para que no se desanime ni piense volver atrás.

“Estando en la Convención de enero, escuchamos por primera vez acerca de la Universidad de la Vida, fuimos tan impactados con esta nueva herramienta, que en nuestro corazón  nació una gran expectativa y a partir de ese momento empezamos a soñar con un encuentro multitudinario.

Nuestra fe se renovó y con gran entusiasmo, en el mes de septiembre y siguiendo el ejemplo de Bogotá, empezamos a desarrollar los pasos y tareas sugeridas en los manuales. Fue un tiempo hermoso, pues mientras avanzábamos con los desafíos, el equipo de guías experimentó una poderosa transformación; los esquemas que antes nos limitaban fueron destruidos y los temores quebrantados. Luego de un gran trabajo en equipo y de la excelente preparación que nos brindó el material de la Universidad de la Vida, pudimos ver la victoria al conquistar un encuentro de 250 mujeres.

Sin duda, esta estrategia nos ensanchó como pastores y por supuesto a todo el equipo de guías; el acompañamiento permanente que cada una de las líderes brindó a sus nuevas mujeres, desde que fueron ganadas hasta su bautismo, ha sido una experiencia sobrenatural pues hemos visto el impacto en la vida de cada una de ellas. Pero algo que me pareció poderoso, fue ver cómo el mismo grupo de mujeres que asistió al encuentro es el mismo número que ha perseverado en su pos encuentro, sin duda el material para las estudiantes y los devocionales les han afirmado en su nuevo comienzo. Para nosotros Universidad de la Vida ha sido una herramienta poderosa para consolidar y entrar al discipulado en victoria”

Jenny Pérez · Pastora MCI Chile

 

Recent Posts

Start typing and press Enter to search