Rich Witmer: (Phoenix, Arizona)

Yo era pastor de una iglesia de 400 personas y no tenía vida devocional. Esa fue una de las primeras cosas que aprendí de los pastores en Colombia, aprendí que cada mañana tenía que tener un tiempo personal con Jesús. Hice un pacto de hacerlo todos los días, de pasar tiempo leyendo la palabra y orando aun antes de comer.

¿Sabe qué? Mi esposa, mis hijos y nuestros líderes hicieron este pacto eso transformó nuestra iglesia. Nuestra iglesia creció de 400 a más de 1.500 miembros es más, plantamos una iglesia en Phoenix en Carolina del Norte estamos completamente involucrados en misiones en Filipinas, Tailandia, indonesia y otros países de Asia sudoriental.

Esas son las cosas que Dios ha hecho en nuestra iglesia a través de la visión. Nuestros líderes han subido a otro nivel. No son tan solo, “buenos cristianos”, sino personas que han aprendido a ser discípulos de Jesús.

Start typing and press Enter to search