PRINCIPIOS PARA LA REPRODUCCIÓN

cesarauthor

“…Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos” Juan 8:31

Dios lo llamó para desarrollar, a través de su vida, un liderazgo que influencie a las generaciones venideras y por lo tanto Él le dará la gracia necesaria para lograrlo. Dios usará su vida para despertar el espíritu de quienes están alrededor suyo y le ayudará a que pueda reproducirse en cada uno, convirtiéndolos en líderes eficaces y comprometidos.

Si usted anhela un liderazgo de este tipo, debe seguir las pisadas del Maestro, pues Su ejemplo nos permite identificar algunos principios claves para poder llevar el evangelio hasta lo último de la tierra.

1. DISCERNIMIENTO

Si prestamos atención a las características de aquellos hombres a los que Jesús llamó, éstos no se destacaban por su trasfondo socioeconómico; por el contrario, para edificar Su iglesia, el Señor identificó en aquellas personas sencillas y humildes, un corazón dispuesto a ser moldeado.


 

2. CREER EN LAS PERSONAS

Jesús no escogió los ejércitos más numerosos para cambiar al mundo y generar un impacto, sino que se enfocó en 12 hombres y transformó sus vidas tan solo creyendo en cada uno de ellos. Vemos un ejemplo en lo que hizo con uno de sus primeros discípulos llamado Simón. Su nombre significaba “caña”, dando a entender que era alguien débil e inconstante; pero el Señor cambió su nombre por el de Pedro que significa “roca”.

Vemos así que, a través de la visualización y las palabras correctas, podemos hacer de cada discípulo una persona de carácter.


 

3. COMPARTIR

Aunque Jesús tenía contacto con las multitudes, ese contacto era esporádico; más toda Su atención la centró en sus 12, con quienes compartía diariamente todas sus experiencias ministeriales, familiares y personales. Con esto, el Señor nos estaba dando uno de los más grandes principios de reproducción.

Lo invito a que aproveche cada momento para compartir con cada uno de sus discípulos y mientras lo hace, influya en sus vidas y forme el carácter de Cristo en ellos.


 

4. UN MISMO SENTIR

La Palabra en Salmos 133:1 enseña: “Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía”.

Recuerde que cuando hay equipo, hay conquista, pero dentro de ese equipo no puede haber una persona que no esté en el mismo sentir con los demás.

Cuando el equipo de 12 está completo y en un mismo sentir, se quita la pausa, viene la unción y el Espíritu Santo tiene libertad para trabajar.

· CUANDO EL EQUIPO DE 12 ESTÁ COMPLETO Y EN UN MISMO SENTIR, SE QUITA LA PAUSA, VIENE LA UNCIÓN Y EL ESPÍRITU SANTO TIENE LIBERTAD PARA TRABAJAR ·

Start typing and press Enter to search