Comenzamos un año nuevo lleno de expectativa por lo que ha de suceder, por lo que viviremos y por lo que Dios hará en nuestras vidas durante los próximos 12 meses; comenzamos un año lleno de fe y esperanza en las promesas divinas, donde tenemos la certeza que el Señor pondrá Su mano sobre nosotros y obrará a nuestro favor.

Pero también comenzamos un año donde el mismo Jesús nos está dando la Palabra que marcará nuestro presente, nuestro futuro y determinará nuestra naturaleza:

“Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz” (Efesios 5:8). Dios anhela que Su luz resplandezca sobre su vida, removiendo toda oscuridad y toda atadura que ha querido oprimirle, angustiarle y aún desviarlo de Su camino. Él desea que Su luz brille tan fuerte en su vida que muchos puedan verla y puedan ser transformados por ella.

En el libro de Génesis Dios declaró: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz” (Génesis 1:1-3).

Al mirar la tierra antes de la Creación, lo único que se vislumbraba era caos, oscuridad, tinieblas, todo estaba desordenado, vacío y sin vida, pero Dios dio Su Palabra de autoridad, y declaró con poder: “¡SEA LA LUZ!”, y al instante todo se iluminó. La Palabra declarada por Dios tiene el poder suficiente para traer luz a aquello que ha estado sumido en tinieblas, es decir, tiene el poder para cambiar las circunstancias.


AÑO TRAS AÑO, SU MOVER NOS SORPRENDE DE UNA MANERA ESPECIAL EN CADA CONVENCIÓN, MUDANDO EL CORAZÓN DE CADA ASISTENTE Y TRANSFORMANDO LA ATMÓSFERA ESPIRITUAL DE NUESTRA CIUDAD Y NACIÓN PARA PODER EVIDENCIAR MILAGROS Y PRODIGIOS SOBRENATURALES; SABEMOS QUE ESTA CONVENCIÓN “SEAMOS LUZ 2017” NO SERÁ LA EXCEPCIÓN: DECLARAMOS QUE SERÁ UNA CITA DIVINA CON LA DULCE PRESENCIA DEL ESPÍRITU SANTO, LA CUAL LLENARÁ TODO SU SER.


Durante la próxima semana de convención, mientras usted se sumerge en la presencia de Dios a través de la alabanza y la adoración, a través de cada prédica y ministración, su espíritu será vivificado, renovado y animado. Sabemos que será una semana donde Jesús transformará su vida, la encenderá en pasión por Su obra y la iluminará de tal manera, que a cada lugar donde vaya la Luz de Jesús brillará por medio de usted.

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.” Mateo 5:14

Recent Posts
0

Start typing and press Enter to search