Manda Tu Lluvia

claudiacastebl

¿Has visto cómo queda la tierra luego de un largo verano? La tierra queda seca y agrietada por el intenso calor. Por supuesto, es imposible poder sembrar en ella en esta condición. Para la tierra de Israel, la lluvia temprana era una lluvia milagrosa, que aunque duraba una semana, era el tiempo justo y el agua necesaria que la tierra necesitaba para comenzar a ser arada.

Este año como Iglesia, hemos trabajado arduamente, ha sido el año de nuevos comienzos y de grandes conquistas. Creo firmemente que la recompensa a tu fe, tu obediencia y tu compromiso se acerca como esa lluvia intensa que sin duda refrescará y saciará tu vida.

La palabra nos enseña en Joel 2:23 “… regocijaos y alegraos en el Señor vuestro Dios; porque Él os ha dado la lluvia temprana para vuestra vindicación, y ha hecho descender para vosotros la lluvia, la lluvia temprana y la tardía como en el principio”. En pocos meses daremos la bienvenida al 2016 con nuestra Convención Manda Tu Lluvia, y esta Palabra te debe llevar desde ahora a preparar tu corazón y esperar con anhelo el cumplimiento de esta promesa.

Dios enviará de Su lluvia refrescante para tu familia, tu ministerio, tu nación y para ti que anhelas ser refrescado, renovado y saciado por el poder del Espíritu Santo.

Cada conferencia estará cargada de poder y de unción, la Palabra en tu corazón tendrá ese mismo efecto de la lluvia en la tierra: será enviada para impartir vida, fruto y multiplicación en todas las áreas.


ES EL TIEMPO DE CLAMAR POR ESA MANIFESTACIÓN SOBRENATURAL DEL CIELO. ¡DIOS, MANDA TU LLUVIA!

Start typing and press Enter to search