LO MEJOR DE MANDA TU LLUVIA 2016

Damos gracias a Dios el Padre por permitirnos ser parte de este gran avivamiento que Él ha preparado para estos últimos tiempos. Tenemos la certeza que este año el Espíritu Santo nos sorprenderá aún de una manera mayor, sabiendo que cada convencionista recibirá un toque especial de Su Espíritu, cargado de unción, milagros y sanidades. Será una semana gloriosa donde veremos cómo Dios enviará Su lluvia sobre todo aquel que disponga su corazón.

El Señor nos prometió en la Convención pasada que Él traería un Nuevo Comienzo para Su iglesia, y así lo pudimos experimentar: fue un año de gran crecimiento ministerial, la Visión impactó de una manera poderosa a Colombia y las naciones, quienes se levantaron como un gran ejército a conquistar. Podemos decir con certeza que fue un año en el cual el Espíritu Santo, como nunca antes, se manifestó de una manera sobrenatural, llevándonos a poseer aquellas promesas que Él nos había dado, y con esa misma convicción, creemos que el año 2016 será un año de cielos abiertos, donde el Espíritu que da vida soplará sobre cada persona, familia, ministerio, ciudad y nación.

Al leer las Escrituras vemos que en la época del profeta Joel el pueblo de Israel se encontraba apartado de Dios, y como consecuencia, vinieron plagas que destruyeron la tierra y también hubo una fuerte sequía. Pero el Señor, en Su gran misericordia, le habló al pueblo por medio del profeta y les dijo: “Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio” (Joel 2:23). ¿Qué les estaba dando a entender? Que se estaba acercando la lluvia temprana, es decir, esa lluvia milagrosa que estaban esperando para que la tierra fuera restaurada, pero antes de que esto sucediera, era necesario que sus corazones fueran mudados y se volvieran a Dios con todas sus fuerzas. Esa lluvia que el Señor estaba prometiendo, era una lluvia de recompensa y de restitución por medio de la cual les sería devuelto todo lo que las plagas habían devastado.

¿Será que el Dios que se manifestó en los tiempos de Joel es el mismo Dios de este tiempo, quien anhela derramar bendición sobre nuestras vidas? Tenemos la plena certeza que esta es la Palabra de Dios para cada uno de nosotros, y que este es el año de la lluvia del Espíritu Santo sobre cada vida: serán tiempos de recompensa por cada argumento a favor, vendrá verdor en aquellas áreas que estaban secas, o tal vez muertas, volverá la alegría y el gozo en cambio de la tristeza y el dolor, y será restituido el fruto que el enemigo quiso robar.


VIENEN LOS MEJORES TIEMPOS, LLENOS DE BENDICIÓN Y ABUNDANCIA EN TODAS LAS ÁREAS DE SU VIDA, Y DONDE DIOS NOS PREPARARÁ PARA LA GRAN COSECHA QUE ÉL NOS QUIERE ENTREGAR


Nos llena de alegria ver todos los milagros y las grandes cosas que el Señor hizo durante esta Convención en la ciudad de Bogotá. Sabemos que a través de cada charla y conferencia Dios habló a su vida y sin lugar a duda cumplirá Su propósito en usted. Nuestra anhelo y oración siempre será ver vidas transformadas por el poder del Espíritu Santo.

Pastores César y Claudia Castellanos

Start typing and press Enter to search

Promocion convencion