LA VISIÓN G12 EN COREA DEL SUR

LA VISIÓN G12 EN COREA DEL SUR

Las iglesias coreanas han experimentado un gran avivamiento en el pasado, sin embargo, esto no ha sido un suceso accidental. La reunión de avivamiento de año nuevo en la iglesia de JangDaeHyun en PyongYang el 6 de enero de 1906 fue el detonante del gran avivamiento.

Desde los 90´s la pasión de este gran avivamiento ha ido desapareciendo, todo esto debido a que la visión de Dios se ha ido perdiendo entre la gente, causando que los que hoy permanezcan en la iglesia sean aquellas generaciones que experimentaron un avivamiento entre 1970 y la década de los 80´s.

Sin embargo, Dios no se ha rendido con la nación de Corea. De la misma forma en la que Dios usó la iglesia de Antioquía para recorrer el imperio romano, Dios está usando la Iglesia de Todas las Naciones en Jeju para reavivar la llama de la visión de Dios. Y esta llama se está convirtiendo definitivamente en un gran fuego que está cubriendo la nación de Corea.

La convención G12 en Corea del año 2018 se celebró del 27 al 29 de julio. Años atrás el Pastor César Castellanos comenzó a darnos metas de asistencia para nuestra convención. Al inicio, tener estas metas significaban una gran carga pero ahora, hemos aprendido a disfrutar el hecho de tener una meta. La meta para la convención de Corea 2018 era de 12.000 personas, y en lugar de preocuparnos por alcanzar esta meta tuve una gran expectativa de lo que Dios podía hacer a través de nosotros. ‘Si hay equipo, hay conquista.’ Eso fue lo que el Pastor César nos enseñó, por tanto yo me aferré a esa verdad. Estoy muy agradecido con nuestro equipo de pastores a nivel nacional en Corea, ya que demostraron ser el mayor equipo de trabajo dejando a un lado todas sus responsabilidades con el fin de hacer nuestra conferencia exitosa.

Alrededor de 10.000 participantes de más de 110 iglesias asistieron a la convención, y unas 20 iglesias que asistieron, expresaron su deseo de implementar la visión G12.  

Un misionero Coreano que trabaja en Cambodia, asistió por primera vez a la convención y quedo desafiado con la visión. Como resultado, este misionero llevó tres camboyanos de su iglesia a la convención de Asia. La semilla de la visión G12 fue plantada milagrosamente en Cambodia, y uno de los pastores del equipo nacional de Corea se está preparando para tener sesiones de entrenamiento con ellos.

Como es conocido, el verdadero discipulado es el que sigue el ejemplo del líder, por esta razón nosotros aplicamos todo lo aprendido en las convenciones de Bogotá a nuestras convenciones. Con el fin de tener una pesca milagrosa (Noche de milagros) en el último día de nuestra conferencia, vinieron muchas personas que experimentaron sanidad de sus enfermedades.

El pastor César nos ha dado una meta de 18.000 personas para la convención G12 en Corea de 2019. Sin embargo, no solo nos ha dado una meta, sino que también nos ha dado la estrategia para cumplir la meta, la cual consiste en tener 6.000 personas que se comprometan a llevar tres personas nuevas a la convención. Además de motivarlos, entrenarlos y movilizarlos.

Mi deseo es ver que las Iglesias en Corea crezcan y que el reino de Dios avance en nuestras vidas, nuestras familias y ciudades, en proporción al número de asistentes a la convención. Estoy abrumado de pensar como 18.000 personas vendrán juntas a celebrar y dar Gloria a Dios solamente, y como resultado tendremos una conquista significativa para Cristo en nuestra nación.

Con frecuencia las personas nos preguntan: ¿Cómo pueden levantar cientos de jóvenes en las Iglesias G12 de Corea? Bueno, la respuesta es simple: la visión G12 no es solo para ganar personas jóvenes, sino para involucrarlos activa y rápidamente a la visión de Dios. Si cumplimos fielmente con la visión y la mantenemos pura sin mezclarla con otros programas de la iglesia, lograremos marcar una gran diferencia en el mundo.

Siempre estaré agradecido con los pastores César y Claudia Castellanos por habernos dado la visión, las metas, y las estrategias, así como el amor incesante por los perdidos. Además, quiero expresar mi más profunda gratitud a los pastores Lawrence y Nina Khong que han mostrado un gran interés y un apoyo incansable por nosotros.

Start typing and press Enter to search