La unción de un nuevo comienzo para Asia

La versión número 13 de la Convención en Asia se vivió de manera muy especial, fue el tiempo propicio para que cada iglesia que hace parte de la Visión recibiera la revelación del corazón de Dios “experimentar un Nuevo Comienzo en la vida de cada líder, los ministerios y en todo el país”.

El Apóstol Lawrence Khong nos habla acerca de cómo familias enteras sedientas de la voluntad de Dios, dispusieron su vida en obediencia y fe para tomar la unción de evangelización desatada en Bogotá y marcar así una nueva etapa en sus vidas.

  • Si bien es cierto que cada Convención ha ministrado el corazón de las personas de una manera particular ¿En qué se destacó esta última en especial?

Creo con todo mi corazón que la Convención de este año marcó un principio espiritual para la Visión G12 en Asia. No es casualidad que este gran tiempo haya comenzado justo cuando Singapur celebraba 50 años de su independencia. Definitivamente este año número 51 es un año de Nuevos Comienzos.

«Esta fue la mejor Convención G12 a la que he asistido. Creo que no había escuchado la voz de Dios tan clara como en esos días», afirmó un joven de Corea, líder durante más de 10 años. Comentarios similares han sido compartidos al interior de nuestra iglesia.

Fuimos tremendamente bendecidos por la unción del Pastor César Castellanos, así como de los pastores Omar Cabrera Jr. y Laudjair Guerra, cada poderoso mensaje dio paso a un nuevo tiempo para todas las Iglesias G12 en Asia.

  • ¿Qué estrategias ha implementado para alcanzar las generaciones de Asia?

Cuando un grupo de nosotros viajó desde Singapur a Colombia para asistir a la Convención en enero de 2015, no esperaban encontrarse con el fuego y la pasión que los llevaría más adelante a actuar e impactar cada ciudad de una manera diferente.

Escuchamos acerca de la campaña El Más Grande Amor y volvimos a Singapur inspirados. Creo que esta ha sido una de las mejores estrategias en este tiempo para alcanzar nuestras generaciones.

Después de una poderosa preparación, un total de 4.064 líderes salieron durante tres fines de semana a transmitir el Amor de Jesús; era como un ejército de misioneros en los parques, playas, centros de vendedores ambulantes, en centros comerciales, cines, bibliotecas, estaciones de metro.


ALLÍ ALCANZAMOS A MÁS DE 12.439 PERSONAS CON UNA ORACIÓN Y COMPARTIENDO EL EVANGELIO.


  • ¿Se encontraron con desafíos al momento de realizar El Más Grande Amor?

Al contrario, esta estrategia de evangelismo de golpe rompió el factor miedo en muchos de los líderes. Cuando salieron a las calles, salieron con el fuego de la fe y fueron recompensados con una abundante cosecha de almas. Sin duda, esta campaña nos llevó a otro nivel en el llamado.

Pastor y Coordinador G12 en Asia · Lawrence Khong

Start typing and press Enter to search