FORJANDO UNA GENERACIÓN DE VALIENTES GUERREROS

cesarauthor

Ningún cobarde podrá tener una escuela de valientes, ni tampoco un valiente podrá tener una escuela de cobardes. Si queremos formar líderes valerosos y llenos de coraje, quien los vaya a capacitar debe ser una persona valiente, es decir, que no debe sentir temor, inseguridad o complejos, ya sea de inferioridad o de superioridad; debe ser dueño de sí mismo y tener la fe necesaria para la conquista. La estrategia de Dios para forjar a Sus valientes no cambia, siempre nos prueba con cosas pequeñas; Él no da grandes responsabilidades si primero no tiene la certeza de que somos capaces de asumirlas. Cuando David era joven, por ser el menor de la familia, le confiaron el trabajo que para los demás era aburrido, pero él lo asumió como la gran oportunidad de Dios para su vida y puso todo su corazón, haciendo las cosas como para el Señor.

Su trabajo consistía en pastorear unas pocas ovejas, pero esto implicaba que debía responder por si llegaba a pasarle algo a alguna de ellas. Esto lo llevó a pasar noches enteras sin poder dormir, cuidándolas de cualquier peligro que pudiera presentarse. De esta manera, David se armó de valor para enfrentarse a las fieras del campo, se entrenó peleando contra osos y leones, saliendo siempre victorioso.

En ese pequeño lugar donde David pasó varios años de su vida, Dios le mudó el corazón, dándole a cambio uno valeroso; por tal motivo, cuando vio que un gigante de los filisteos desafiaba a los escuadrones del ejército de Israel, decidió enfrentarlo, y su argumento fue: “..Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo” (1 Samuel 17:37 a).

Lograr este tipo de valientes, como David, demanda darle a cada discípulo la formación correcta. De la misma manera en que Dios trabajó con nosotros cuando fuimos formados en el vientre de nuestra madre, es que Él quiere que nos formemos y que capacitemos a otros para manifestarnos al mundo. La formación correcta implica un tiempo de quietud durante el cual, la Palabra de Dios dada en el poder del Espíritu Santo, se encarga de formar en nosotros una naturaleza espiritual.

Estamos a puertas de poder experimentar el toque de Dios para esta generación de hombres en la convención “Valientes Guerreros 2016”, donde oramos y clamamos que el Espíritu Santo nos visite y levante un ejército de valientes guerreros que esté dispuestos a dejarse formar por Dios, para que así mismo puedan levantar una nueva generación de hombres con un corazón valiente, dispuestos a conquistar y ser de ejemplo para otros. Acompáñanos este próximo jueves 6 de octubre en esta gran cita y experimentemos juntos el despertar de un ejército de hombres conforme al corazón de Dios.

CONOCE MÁS SOBRE NUESTRA CONVENCIÓN DE HOMBRES DANDO CLIC AQUÍ

Start typing and press Enter to search