johannablog

Aunque Jesús vino a la tierra a sanar, liberar y a dar Su vida en rescate por muchos, Su venida hizo algo maravilloso por cada mujer. Fue Jesús quien le regresó el lugar de dignidad y honor que había perdido. Por el contrario, el enemigo ha querido siempre tergiversar la imagen de la mujer, distorsionando el plan original de Dios para nosotras; pero el Señor siempre ha tenido en Su corazón darle una corona de honra a la mujer, y bendecirla, ubicándola en un huerto de bendición y de plenitud.

Vemos durante el recorrido de las Escrituras, historia de mujeres que marcaron la diferencia y que tuvieron un corazón para su generación y una belleza y un aroma especial que llegaron ante la presencia de Dios, y sé que en este tiempo Él quiere levantar una generación de mujeres que entiendan su esencia y su identidad en Dios, y que se conviertan en mujeres deseables a Sus ojos.

En el primer libro de la Biblia, el libro de Génesis, encontramos una historia cautivante, de una mujer cuya historia conocemos llamada Eva: el Señor, en el momento de crearla, pensó en darle lo mejor, y por eso la ubicó en el jardín más hermoso donde pudiera vivir; ella disfrutaba de este paraíso, de la brisa fresca, del sonido de la naturaleza, de los animales, de los árboles y de todo lo que la rodeaba, porque Dios quería poner a su disposición lo mejor de Su creación.

Pero sucede algo que cambia el panorama y el plan de Dios para su vida: vino el tentador, tratando de ofrecerle algo incorrecto para que abriera la puerta y perdiera su herencia. Ella comió del fruto prohibido que la serpiente le ofreció y así le abrió la puerta al enemigo.

Cuando salimos del propósito y permitimos indiscreciones en nuestra vida, viene la culpabilidad, tristeza, soledad, dolor, y todo esto lo usa del adversario para robarnos la bendición y para aislarnos del propósito divino.


ES POR ESTO QUE DEBEMOS SER MUJERES FIRMES ANTE LAS ASECHANZAS DEL ENEMIGO Y NO ABRIRLE LA PUERTA AL PECADO, PARA NO PERDER EL LUGAR QUE DIOS YA DESTINÓ PARA NOSOTRAS.


Debes aprender a decirle no al pecado. Tal vez como Eva, muchas mujeres hoy se preguntan:

“¿Cómo puedo acercarme al trono de la gracia de Dios nuevamente si tal vez he fallado, o siento que estoy lejos de Su amor?”

QUIERO DARTE LA RESPUESTA HOY:

Demos gracias por la Cruz del Calvario, porque nos ayuda a restaurarnos con el Creador, porque es ahí donde encontramos la belleza de ser mujer, encontramos el amor de Jesús y ahí tenemos una nueva oportunidad de brillar y marcar la diferencia en nuestra generación. Quizás has perdido la belleza de dar vida, de dar fruto, pero el Espíritu Santo vendrá y te cubrirá con Su sombra y concebirás los sueños que has anhelado, porque has hallado favor delante de Dios.

Al encontrar la belleza de ser Mujer, podrás levantar una generación para Dios, y te convertirás en una valiente guerrera que Dios usará para transformar tu hogar, tu ciudad y tú nación.

familia

Cuando te acercas a Jesús tendrás la belleza de ser esposa, de ser hija, de ser madre, de ser líder. Serás una mujer valiente, fiel, confiable, y también, una mujer que tendrá encendida la llama del amor y el romanticismo.

A través de este mensaje deseo que cada mujer pueda alcanzar la esencia de su vida, sintiendo la plenitud de lo que es. Acompáñame en estos 10 capítulos donde juntas trabajaremos diferentes valores que deben estar en la vida de toda mujer.

………………………………

Si deseas conocer más reflexiones como la anterior, te invitamos adquirir el libro “La Belleza de Ser Mujer” dando clic aquí

Recent Posts

Start typing and press Enter to search