DESPERTANDO EL ESPÍRITU DE LA VISIÓN

 

Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado. Isaías 44:28

Como iglesia estamos viviendo un tiempo en donde Dios nos quiere despertar al llamado del liderazgo en las células, pero también a que nos capacitemos para dar lo mejor en este nuevo tiempo. Cuando hablamos de un despertar, nos referimos a un dejar de dormir, a interrumpir el Sueño en el que quizás estuvimos por un momento, a provocar en alguien un deseo, y es esto justamente lo que el Señor quiere implantar en nosotros, que haya un nuevo sentimiento de darlo todo por aquellas personas que necesitan conocer de Dios, que haya un deseo ardiente por hablar del más grande amor y que no seamos personas que estén dormidas ante nuevos retos.

En el momento en que alguien despierta, inmediatamente obtiene un cuadro de imágenes de lo que tiene en frente, de la misma manera el Señor desea que a la par de nuestro despertar, tengamos una visión de lo que vamos a hacer; el desea que podamos ver todo lo que quiere que seamos y hagamos, de esta manera concebimos en nuestra vida un cuadro de lo que Dios tiene preparado para nosotros.

Estos son algunos pasos importantes que como líder, debes tener presente al momento de hacer la visión.

  • La Visión debe Nacer primero en el Corazón del Líder
  • La visión debe ser transmitida por el líder
    La visión debe ser ejecutada por el líder
  • La Visión debe ser Amplia y Detallada Debe ser positiva y alentadora

 

Start typing and press Enter to search