¿CONOCES EL SIGNIFICADO DE LA SEMANA SANTA?

¿CONOCEMOS EL SIGNIFICADO DE LA SEMANA SANTA?

Iniciamos una semana donde miles de personas en latinoamérica, celebran según sus costumbres y tradiciones, lo que el Señor Jesús experimentó hasta llegar a la Cruz del Calvario. Pero ¿Realmente conocemos el significado de la Semana Santa? La muerte de Jesús fue la mayor demostración de amor que alguien haya hecho por la humanidad y todo aquel que comprenda esta revelación, será transformado por completo.

Esto lo vemos reflejado en Sus últimas palabras en el madero, las cuales nos recuerdan no solo el gran precio que le costó el rescate de la raza humana, sino el deseo que ardía en su corazón por entregarnos los beneficios de Su sacrificio.

 

PERDÓN

“Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”  Lucas 23:34 a

No es lógico perdonar a aquel que nos ha traicionado, que abusó de nuestra confianza, que nos robó, hirió, insultó, difamó, etc. Pero la gran enseñanza que el Señor nos da es que Él nos perdona de todas formas, no porque lo merezcamos, sino porque Él es un Dios misericordioso que extiende Su perdón sin límites.

 

LIBERTAD PARA DISFRUTAR DE SU PRESENCIA

Debemos comprender que el deseo de Dios para cada persona que se acerca a Él, con un corazón rendido para servirle, es revelarse como el Padre que desata liberación, sanidad integral y propósito, llevándola a obtener fruto abundante en cada una de las áreas de su vida.

 

RESTAURACIÓN FAMILIAR

El profeta Malaquías profetizó que para el tiempo del fin se desataría la unción de Elías y Dios haría volver los corazones de los hijos a los padres, y el corazón de los padres a los hijos. Esto será una protección para que la tierra no sea herida con maldición.  Aunque el adversario por diferentes medios está intentando desintegrar la familia, el Señor ha levantado nuestra iglesia con una unción sin precedentes para la restauración familiar, donde a través de la Palabra predicada tanto a hombres, mujeres, jóvenes y niños hemos podido ver milagros de liberación, sanidad y restauración a los hogares.

 

ACEPTACIÓN

Las heridas más profundas que pueda padecer el ser humano se han enraizado en el alma. Por eso, son muchas las personas que están luchando hoy en día con opresión emocional y diferentes sentimientos de rechazo, más lo que Jesús obtuvo a través de Su sangre derramada, fue la victoria total sobre el adversario. El Señor tomó todo nuestro dolor, lo absorbió y destruyó en la Cruz del Calvario para darnos un nuevo corazón, capaz  de expresar alabanza y dar vida a todo alrededor.

 

AMOR

No venimos a este mundo como fruto del azar, ¡existimos porque así Dios lo planeó! Antes de la creación, ya estábamos en Su mente y antes de experimentar cualquier clase de rechazo, fuimos aceptados y amados por Él. Solo nuestro Dios nos conoce y es el único que nos guía hacía el propósito que diseñó.

 

TRIUNFO

“Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es”  Juan 19:30 a

La palabra “consumado” quiere decir “culminé la obra” o “cumplí la misión para la cual vine a este mundo”. La vida de Jesús tuvo el propósito de redimir a toda la humanidad. Cristo sabía que lo lograría a través de Su muerte en la Cruz del Calvario. ¿Cuántos hoy en día se sienten oprimidos por el enemigo porque aún no han  comprendido que Jesús trajo victoria sobre la maldición? Este es el tiempo en el que tú debes confesar que todas las maldiciones son rotas por la Palabra de Dios.

 

ESPERANZA

Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró” Lucas 23:46

El Señor Jesucristo hizo la obra completa al morir en la Cruz por nosotros y cada palabra pronunciada por Él nos revela lo que sentía Su corazón lleno de amor en ese momento de Su muerte. Todo ese sacrificio fue un alto precio que pagó Jesús y todos ahora podemos disfrutar de Sus beneficios, por lo que debemos anunciar a todo el mundo esta verdad para que todos sean salvos.

En esta semana afirmamos en nuestro corazón que Jesús no murió para ser admirado como mártir, sino que Su misión fue tomar nuestro lugar, llevando nuestras debilidades al madero, cancelando la deuda que teníamos con Dios. Cuando comprendemos el valor de la Semana Santa, no solo nuestro corazón se dispone para buscar tiempos de intimidad con Dios a través de la Palabra y la oración, sino que además nace en nosotros el deseo por transmitir a otros la verdad acerca de lo que el Padre celestial hizo al ofrendar a Su único Hijo ¡establecer el único puente entre Él y los hombres, como muestra de infinito amor para quienes no lo merecíamos!

Pastor

César Castellanos

Start typing and press Enter to search