¿CÓMO SER UN VISIONARIO?

¿CÓMO SER UN VISIONARIO?

 

A lo largo de la historia, los visionarios se han destacado por alcanzar metas que para otros parecían imposibles: récords mundiales, cambios sociales profundos, desarrollo y alcances tecnológicos como computadores o teléfonos inteligentes, etc.

Siempre hay algo que caracteriza a estas personas de los demás: ellos vieron lo que nadie más pudo ver a su alrededor; también trabajaron incansablemente hasta ver cumplida la visión que tenían, y llegaron a transformar para siempre el área en la que se desempeñaban.

En el campo del liderazgo no es diferente, pues quienes se destacan y dejan una huella imborrable en otros, son los que tiene una visión clara. Sencillamente, a un líder sin visión le es casi imposible cumplir su propósito porque no tiene un destino claro.

Dios es el visionario más grande que existe, ya que toda la creación fue producto de Su visión y el hombre fue creado con este mismo propósito: ser Su imagen y semejanza. Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza” (Génesis 1:26a). Dios reprodujo Su carácter en el hombre, dándole la habilidad de soñar y de tener visión. Por eso

Veamos algunos consejos prácticos que nos llevarán a alcanzar una visión clara del propósito de Dios:

 

 

  • Tenga comunión con el Espíritu Santo

 

Para que la visión venga a nuestras vidas, debemos pasar tiempos de calidad con el Espíritu Santo, donde le permitamos plantar Su idea en nosotros. Solamente Él conoce lo más profundo de Dios y nos lo revelará cuando lo busquemos con todo el corazón. Él es el Espíritu de Verdad, como lo dice Juan 16:13.

 

  1.     Visualice con claridad

Cuando sea inspirado por el Espíritu Santo, proyecte en su mente un cuadro tan claro como la imagen que se aprecia en la pantalla de un televisor. Si el cuadro en su mente no es perfectamente claro algo puede estar fuera de orden: falta de fe, temor, duda, o incluso pecado.

 

  1. Eleve su nivel de fe

La Biblia nos deja dos consejos muy prácticos sobre cómo elevar nuestro nivel de fe: lo primero es a través de la Palabra, cuando piensa en ella, la proclama y la pone en práctica en su vida. Y lo segundo, cuando logra poner sus ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe como lo dice Hebreos 12:2.

 

  1. Espere un milagro sin dudar

Un milagro es el resultado natural de una fe pura y genuina. Aquello que usted puede creer, es lo que puede conquistar.

 

César Castellanos

Start typing and press Enter to search