¿CÓMO PRODUCIR UN ÁLBUM DE ADORACIÓN?

Desde que inicie mi carrera como músico he tenido el sueño de grabar discos. Siempre me inquietó conocer acerca de como sería el proceso, y que conocimientos habría que tener, para lograr que un álbum de música lograra ser tan excelente como aquellos que todos admiramos y que logran marcar de alguna manera nuestras vidas, siendo así, que recordamos tiempos con Dios al escuchar esas canciones tan famosas, de épocas en las que nos encontramos con Él por medio de la música. Con el pasar del tiempo he tenido el privilegio de participar en varias producciones musicales, y en este proceso he aprendido algunos aspectos que son fundamentales para lograr producir un disco:

1. La composición es lo más importante

En la composición está el alma de la música. Espiritualmente es donde concebimos el mensaje que Dios quiere imprimir en cada aspecto de nuestras canciones. Es en la composición donde una producción es exitosa o fracasa; no se puede lograr que una canción sin espíritu se conecte con las personas que la escuchan aunque se adorne con miles de instrumentos, en cambio, una buena canción trae un mover espiritual aunque solo se tenga una guitarra y una voz.

2. Pensar como arquitecto

En la arquitectura antes de poner el primer ladrillo, primero se debe tener una idea clara de como será el producto final. Es importante que en el trabajo de preproducción se trabaje una maqueta, donde se podrá escuchar una idea previa del sonido de cada canción; esto nos permitirá saber si lo que estamos haciendo es lo que queremos y nos dará la oportunidad de hacer las correcciones debidas a tiempo. Para esto se pueden utilizar todas las herramientas de software de programación, o también sencillamente grabar los ensayos.

 

3. Estar dispuesto a sembrar generosamente, para recoger en abundancia

Este principio espiritual también se aplica en la producción. Existen canciones que pudieron ser grandiosas, pero se perdieron en la historia por falta de inversión. Si se quiere realizar un álbum excelente se debe procurar invertir el mejor recurso para este fin; buscar a los mejores músicos si se reconoce que los propios aún necesitan reforzar sus habilidades en la interpretación (no es malo pedir ayuda cuando se la necesita), buscar el mejor estudio, los mejores equipos y las mejores personas, y sobre todo estar dispuestos a hacer una buena inversión en la mezcla y la masterización del producto, ya que estas dos últimas etapas del proceso pueden ser el éxito o fracaso de un álbum.

No se puede esperar recoger piñas si se sembraron manzanas, así que, en la medida que se invierta con generosidad y sabiduría, se recogerán éxitos con la música.

Existen muchos más elementos para lograr producir un álbum de adoración, pero algo fundamental que debe estar en todo este trabajo es el elemento de la fe. Si se tiene la seguridad de un llamado de Dios, y además se tiene un talento para la adoración; aunque alguien sea pequeño y tal vez desconocido o sin experiencia, debe creer que Dios puede lograr cosas grandiosas con personas ordinarias, pero además ser consciente que debe trabajar arduamente para ver realizado el sueño de Dios en su vida.

Debemos recordar que no se deben esconder por miedo los talentos que Dios nos ha confiado, sino multiplicarlos negociando y trabajando arduamente con ellos.

Start typing and press Enter to search

Promocion convencion