¿CÓMO LEVANTAR UN EQUIPO DE ALABANZA?

Recuerdo la primera vez que me dijeron: “Debes dirigir la alabanza porque no hay nadie más y tú eres la única que tocas el piano”. Sé que a muchos hijos de pastores nos ha tocado empezar así, y en ese momento yo dije: “¿Estás seguro? ¿Yo?” Al principio fue un tremendo desafío, ya que no tenía un equipo con el cual comenzar a trabajar en el área de la alabanza. Era muy joven, pero tenía el deseo de levantar un equipo conforme al corazón de Dios que entendieran su llamado como adoradores. Sé que cometí muchos errores porque no tenía una guía de cómo hacerlo, pero al pasar los años puedo decir que Dios ha sido bueno y ha levantado un gran equipo de alabanza en la iglesia.

Me gustaría hablarles de varios principios que veo importantes dentro del equipo de adoración. Lo primero: más que talento, Dios busca adoradores. Al principio en la iglesia como no teníamos muchas opciones, empezamos a ministrar la alabanza con los que iban llegando. Recuerdo el caso de un guitarrista muy talentoso que tuvimos al inicio, pero resultó siendo de un carácter bastante complicado. Siempre formaba problemas por todo, hacía mala cara y quería sobresalir. Yo considero que tengo una personalidad paciente, así que al comienzo no intervine y no le dije nada, pero después me di cuenta que su carácter estaba afectando fuertemente al equipo, así que nos vimos en la obligación de hablar con él, haciéndole ver que era importante primeramente que Dios formara su vida y su carácter para que tuviera el corazón preparado para ser parte de la alabanza.

 

“Pero el Señor le dijo a Samuel: No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo lo he rechazado.

La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón.”

1 Samuel‬ ‭16:7‬ ‭NVI‬‬

 

Uno de los personajes que más me impacta de la Biblia es David. Puedo ver que él era un hombre muy humilde, que no buscaba su propia gloria. Él fue fiel adorando a Dios día y noche. También tenía un corazón de servicio, ya que amaba y cuidaba de sus ovejas. Él se dejó pastorear por Dios en el secreto. Nadie lo veía cuando él estaba orando, adorando, cuando derramaba su alma delante de Dios. “He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.” (Salmos‬ ‭51:6‬) Dios ama las personas que lo buscan, que tienen intimidad con Él. Muchas veces se piensa que un cantante que hace parte del equipo de alabanza, por el simple hecho de estar en una tarima, tiene tremenda intimidad con Dios, pero desafortunadamente muchos solo cantan y no adoran en el secreto.

Otra de las características que veo en la vida de David, es su espíritu de servicio. Aún después de ser ungido, de saber que un día llegaría a ser rey, siempre tuvo la mejor actitud para servir al rey Saúl. No hay nada peor que una persona orgullosa, que quiere que le sirvan todo el tiempo. Vemos el ejemplo en el mismo Jesús cuando decía: “Yo vine para servir y no para ser servido” (Marcos 10:45). Hay personas que cuando tienen un poco de reconocimiento piensan que pueden tratar a otros de cierta manera y que tienen tremenda autoridad para pasar por encima del otro. ¡Qué lindo es ver líderes de alabanza sirviendo en la iglesia en diferentes áreas, aún en el ministerio! Oremos por ser personas que estemos apasionadas por el ministerio, por ayudar a otros, orar por otros para salvación.

Una vez tenemos estas características, empezamos a orar para que Dios nos de la habilidad de formar a otros. Estos son algunos consejos que puedes tener en cuenta para levantar un equipo de alabanza:

  • Haz una convocatoria invitando a todas las personas que tengan el talento de la música.

En esta reunión puedes dar una palabra acerca del corazón del adorador y de la importancia de nuestro servicio en la iglesia.

  • Haz audiciones en tu iglesia.

Muchas veces decimos: “En la iglesia no hay músicos”, pero te aseguro que vas a sorprenderte cuando convoques a estas personas que tú ni sabías que cantaban o tocaban un instrumento.

  • Trabaja mucho en la motivación y la unidad del equipo.

Si no tocan muy bien y necesitan trabajo en sus voces o interpretación del instrumento, motívalos para que estudien y mejoren en un lapso de tiempo de uno a dos meses; después los vuelves a escuchar para ver su avance. Por experiencia propia, hemos visto que las personas que verdaderamente quieren crecer son disciplinadas para estudiar y se proponen a mejorar en su talento.

  • Empieza a levantar una banda de Pre Juveniles.

¡Estoy impactada con los Pre Juveniles de hoy en día! ¡Hay mucho talento!! No podemos dejar que se desperdicien sus talentos para el mundo. La mayoría de músicos que están hoy en el equipo principal de Bogotá empezaron sirviendo en las reuniones de Pre. Debemos preocuparnos por las nuevas generaciones y brindarles el apoyo necesario. Personalmente, me encanta ver nuevos talentos en la iglesia y pido a Dios que podamos levantar muchos salmistas que marquen la diferencia. Dos ejemplos de esto son Johan Manjarres y Anthony Catacoli, quienes desde muy jóvenes están en la iglesia y hoy hacen parte de Generación 12. Les pedí a ellos que puedan compartir sus testimonios que se encuentran a continuación. Sé que serán de motivación para ti.

 

LORENA CASTELLANOS

Pastora y líder de alabanza Generación 12

Start typing and press Enter to search