CÓMO IMPLEMENTAR LA VISIÓN

cesarauthor

Al observar las diferentes facetas del desarrollo ministerial del Señor Jesús, vemos que aunque tenía contacto con las multitudes, Jesús compartió la mayoría de su tiempo con sus doce. Se calcula que Jesús invirtió el 70% de su tiempo con su equipo, aún podemos decir que los evangelios y el Nuevo Testamento son el resultado del contacto cercano de Jesús con ellos.
Para poder implementar la Visión, es importante conocer la importancia del trabajo en equipo, entender el principio de la fidelidad, ver el valor de cada miembro del cuerpo de Cristo y saber que estamos edificando la iglesia.

1. TRABAJO EN EQUIPO

El Señor ve a Su iglesia como un cuerpo. Aunque somos muchos miembros hacemos parte de un solo organismo, el cuerpo de Cristo. Para hacer una simple actividad, el cuerpo requiere que cada una de sus partes interactúe haciendo que cada órgano se sincronice entre sí. En el trabajo en equipo cualquier esfuerzo es compartido, lo cual garantiza la continuidad de la obra y se da valor a los dones y talentos de cada persona.

Tal como lo hizo el Señor Jesús, usted puede conformar su equipo de doce; solo debe entrenarlos e invertir tiempo de calidad en ellos, esto no significa que deba convertirse en un jefe que da órdenes, por el contrario usted debe entablar una relación con cada uno de ellos bajo la unción de paternidad. Formar no es solamente exhortar; formar es enseñar, corregir y orientar.


2. FIDELIDAD

Para conformar el equipo, el principio de la fidelidad debe estar primero en usted. Es importante entender que el principio de la fidelidad es un pacto que se hace con el Señor y la iglesia. El pastor es la autoridad apostólica, que es como el padre que tiene la unción paternal; los líderes que están en posiciones de autoridad, no se deben desligarse del pastor principal y los que salen a otras naciones son como embajadores, pero no deben romper ese nexo con su autoridad.

Si se está en una posición de liderazgo, es importante guardar el corazón, como dice la Palabra “no intentes mal contra tu prójimo que está confiado junto a ti”. Pablo aun instaba a Timoteo a tener cuidado de sí mismo y de la doctrina, algunos se salen del propósito porque el ego los domina o una idea doctrinal los conquista.


3. TODO MIEMBRO DEL CUERPO DE CRISTO ES MUY VALIOSO

Cada persona que llega a la iglesia es muy valiosa, son como esas minas llenas de oro, diamantes, piedras preciosas que tiene mucho fruto en su interior. Cuando alguien busca una mina, nunca va pensando que el oro y las piedras preciosas están a la vista. Así mismo, la riqueza de una persona no está a la vista de otros.

Nunca se debe mirar la tierra que los cubre, es como mirar sus problemas y conflictos, pero se debe mirar el gran valor en lo profundo del corazón de cada persona. Pídale al Espíritu Santo que le ayude a remover la tierra para que las riquezas de sus discípulos florezcan.


4. HACIENDO DE CADA CREYENTE UN LÍDER

Alguna vez alguien me preguntó ¿usted en verdad cree que cada persona que llega a la iglesia, es un líder? Mi respuesta fue ¿usted realmente cree que cada hijo que nace en su casa, es su hijo? Sé que no hay un solo miembro del cuerpo de Cristo que el Señor no lo vea como líder, si Jesús mira a todos como líderes ¿por qué nosotros no vamos a verlos como tal?


5. EDIFICAR LA IGLESIA

En Mateo 16:18 Jesús dijo: “edificaré mi iglesia”, es decir, no somos nosotros quienes edificamos la iglesia. Una vez hice una oración al Señor diciéndole que renunciaba al pastorado, mis palabras fueron: “Espíritu de Dios, te pido que a partir de hoy Tú seas el pastor de la iglesia, acéptame como tu colaborador”, puedo decir que el Señor tomó muy enserio esta oración y a partir de ese día todo cambió.

Cuando Dios me dio la visión del G12 vi el crecimiento exponencial y pensé que de esta manera podríamos tener la denominación más grande.

Pero el Señor me dijo, “Hijo tómalo con calma, esta no es una fórmula para engrandecer una iglesia. Tienes una visión para mi cuerpo, se generoso para compartirla con otros ministerios”, allí fue cuando abrimos las puertas para enseñar la Visión y de todas las naciones han venido a recibirla y desarrollarla.

COMO IGLESIA HEMOS VISTO QUE HAY OTRA FORMA DE HACER MISIONES, LA VISIÓN SE ESTÁ CONVIRTIENDO EN UNA LLAVE, ESTAMOS HACIENDO QUE LOS NATIVOS SE ENTRENEN Y LLEVEN EL EVANGELIO A SUS PROPIAS NACIONES

Start typing and press Enter to search