¿Cómo encontrar respuesta en la oración?

¿CÓMO ENCONTRAR RESPUESTA A TRAVÉS DE LA ORACIÓN?

 

Uno de los mayores regalos que el Padre nos ha dado es la oración. Por medio de ella nos relacionamos con Dios, ella nos permite acudir a Él así como un hijo acude a su padre sabiendo que Él es la única fuente confiable de consejo, es nuestro amigo más dispuesto y accesible; nunca encontraremos una señal de “ocupado” al llamarlo.

 

En su Palabra, el Señor siempre nos insta a buscarlo en oración pues sabe que a menudo estamos atrapados en situaciones personales, familiares, emocionales y aún ministeriales, las cuales sólo pueden ser transformadas a través de un íntimo diálogo con Él. Las respuestas que estamos buscando, las encontraremos en la oración; ni amigos, ni libros ni consejeros nos darán lo que la oración nos da; no hay otra fuente. Debemos entender que algunas cosas vienen directamente de Dios, quien es la fuente de toda sabiduría.

 

LO QUE DEBES SABER ACERCA DE LA ORACIÓN EFECTIVA

 

 

  • LA SANGRE DE JESÚS POTENCIALIZA TU ORACIÓN

Cuando oramos, es importante tener en cuenta que nos acercamos con libertad a Dios a través de la Sangre que derramó su hijo Jesucristo en la Cruz del Calvario. Ese es el momento en que visualizas y confiesas como una sola gota de su Sangre se levanta en favor de tu necesidad trayendo la respuesta que necesitas. Transforma tu lugar secreto en un taller donde a través de tu oración, día a día, te conviertes en un experto en saber confesar y aplicar correctamente la Sangre de Jesús sobre cada necesidad que haya en tu vida, familia, iglesia y  en tu nación.

 

  • LA ORACIÓN ES RESPONSABILIDAD DE TODO CRISTIANO

Como buenos hijos del Padre, debemos obedecer Su Palabra y ella nos dice que debemos orar. El verdadero propósito de la oración es determinar la voluntad de Dios en cuanto a algo y orar acerca de ello hasta que se realice.

 

  • LA ORACIÓN ES UNA PRIORIDAD

La oración tuvo prioridad en la vida de Jesús aún más que el descanso físico, la vida social y la comida. La oración fue la vía más importante de comunicación entre Jesús y Su Padre; lo mismo es válido para nosotros. “Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche estaba allí solo” (Mateo 14:23).

 

  • LA ORACIÓN ES UN MINISTERIO AL SEÑOR

Usted ha sido llamado a ser un sacerdote. Ministrar a Dios debe estar antes que  ministrar a las personas, como hijo de Dios no deje de ministrarle a Él en alabanza, en oración, en conversar con Él a través de la oración y la meditación de Su Palabra. Este deber sacerdotal le fue otorgado por medio de la Sangre de Jesús, Su sangre lo ha justificado para que pueda entrar en el lugar santísimo.

 

  • LA ORACIÓN ES UNA VÍA DE COMUNICACIÓN ENTRE USTED Y EL PADRE CELESTIAL

Orar significa pasar tiempo con Dios porque usted lo ama, es un diálogo íntimo por medio del cual compartimos con Él lo que hay en nuestro corazón. No hay secretos entre Él y nosotros. Durante estos tiempos experimentaremos la plenitud del Espíritu Santo llenando nuestras vidas. 

 

  • JESÚS, NUESTRO GRAN INTERCESOR. ÉL NOS DA EL EJEMPLO PERFECTO DE UNA VIDA DE ORACIÓN

La oración es el ejemplo más característico de la vida de Cristo, el cual usted puede seguir e imitar en su caminar cristiano. Es una obra desinteresada y generalmente poco vista y apreciada por los demás, los que nos rodean solo experimentan los resultados.

 

  • LA ORACIÓN LE OTORGA A DIOS EL PODER LEGAL PARA ACTUAR EN LA TIERRA

Jesús nos enseñó acerca de lo que debemos orar: “Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra” (Mateo 6:10). También declara: “De cierto, de cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra será atado en el cielo” (Mateo 18:18). La conclusión que obtenemos de estos versículos es que Dios ha limitado parte de Su mover en la tierra y solo actuará cuando Sus hijos oren. El cielo espera a aquellos de nosotros que aquí en la tierra estemos dispuestos a orar para que sucedan cosas.

 

  • LA ORACIÓN ES UNA INVITACIÓN PARA QUE DESCANSE EN ÉL

Dios le invita a entregarle sus problemas, cargas, ansiedades y preocupaciones a través de la oración “Echando toda ansiedad sobre él porque él tiene cuidado de nosotros” (1 de Pedro 5:7).

 

  • POR MEDIO DE LA ORACIÓN RECIBIMOS REVELACIÓN Y LA MENTE DE DIOS

El Señor le revelará por lo que Él desea que usted ore, a través del Espíritu Santo le guiará a clamar por un problema específico, por la vida de alguien o alguna situación en especial. Dios le permite ver a usted las cosas como Él las ve, es por eso que el intercesor debe guardar cuidadosamente los secretos que Dios le revela durante los tiempos de oración.

 

 

 

Janeth de Barrios

Pastora MCI Bogotá

Start typing and press Enter to search