BIENVENIDA ARIANA

Anécdota

Tuve el privilegio de estar en el momento del parto y fue una gran experiencia, a veces uno ve en películas o escucha como es ese momento pero no es así, para entenderlo tienes que de verdad estar ahí.

Lore tenía su enfermera pero yo tuve dos más, estaba tan emocionado que me estaba sintiendo raro y de una manera sutil le dije a la enfermera si tenía alcohol y ella súper duro le dijo al resto: “Tienen alcohol? Se está desmayando”, y me trajeron una silla desde donde comencé a darle ánimo a Lore. Sin embargo, en un momento ella me miró y me dijo: “Juli siéntate”, porque sabía que me estaba sintiendo mal, yo solo me senté y ella continúo en su trabajo de parto.

Experiencia

En el cuarto había mucha oración y una emoción que sobrepasaba todo, yo me he lanzado de paracaídas y he hecho cosas extremas, pero nada de esto es tan emocionante como el hecho de haber estado en el parto de mi hija.

Ariana se tomó 10 minutos en nacer y cuando la vimos todos empezamos a llorar.

Los primeros dos segundo después de que me la entregaron, comencé a hacer lo que todo papá hace “Un inventario”, revisé que todo estuviera en orden, ya después vino el tiempo de cambiar pañales y la primera vez fue súper, pero después de que comenzó a comer ahí cambió todo.

Amor a primera vista

Yo sabía que ella iba a nacer el día que llegó, Dios había puesto en mi corazón hacerle una carta y estuve pensando en cómo hacerlo, los dos últimos meses solo fueron ideas y no llegué a escribir nada, pero ese día estando en el hospital vino la inspiración de parte de Dios, fue en ese momento cuando el Señor me habló una palabra profética para su vida y recordé cuando mi papá declaraba constantemente palabras proféticas sobre mi vida, puedo decir que lo que soy hoy es fruto de esas palabras que ahora yo puedo declarar sobre la vida de mi propia hija.

Carta de amor

Ariana, formada por Dios a través de la alabanza y la adoración. Canciones con melodía celestial se empezaron a escuchar en los cielos mientras el ángel Gabriel se preparaba para anunciar tu llegada, preguntó al Padre celestial ¿Cuál será su nombre? Él respondió: «Dejaré que el Espíritu Santo lo escoja», en ese momento el Espíritu Santo dijo: «Lo tengo, se llamará Ariana porque será apartada para Dios, perfecta y llena de gracia».

Mientras los ángeles cantaban la más hermosa canción, el Padre Celestial empezó a crear cada parte de tu cuerpo con dedicación y a través de su Palabra iba haciendo todo perfecto. Gabriel mientras tanto vino a nuestra casa y en un domingo en la mañana y nos anunció tu llegada; con lágrimas de alegría dimos gracias a Dios por ti, nuestro más grande regalo. Mientras visualizábamos lo hermosa que serías, el Señor pensó: “Pondré la alabanza en sus labios y su corazón estará siempre lleno de alegría. De su madre tendrá la sensibilidad de escuchar a Dios y la valentía como la de David quién nunca tuvo temor porque su confianza estaba en mi”.

Unas pocas horas para Dios fueron aquí en la tierra largos nueve meses en los cuales la mano del Señor ha estado sobre tu vida, ángeles y arcángeles corren en este momento por la escalera que vio Jacob, que conecta el cielo con la tierra preparando tu llegada, anunciando buenas nuevas porque el Padre Celestial está entregando en nuestras manos la herencia más grandiosa que nunca hubiéramos podido imaginar, el regalo del cielo que nos llena de luz y nos da paz, tu hermosa vida que cuidare con amor, que como el vaso más frágil y fino protegeré todos los días. El sonido del cielo te da la bienvenida, ya se empiezan a escuchar los instrumentos celestiales que anuncian tu llegada, contando los minutos para verte. Tu padre.

 

Start typing and press Enter to search