Cuando Dios nos llama a desarrollar el llamado, comenzamos a librar batallas en la mente. Muchos de nuestros pensamientos tienden a ser de temor llevándonos a declarar palabras según las circunstancias, que nos limitan y nos impiden vivir a plenitud la voluntad de lo que Dios quiere hacer con cada uno de nosotros.

Sin embargo, debes levantarte y deteminar avanzar a tu destino. Debes creer que si Dios te llama a ser pescador de hombres, en efecto Él hará de ti una persona que lleva fruto y mucho fruto.

La Pastora Claudia Castellanos comparte 6 principios que te enseñan la importancia de usar la palabra de Dios correctamente, para que puedas decretar con autoridad: “Si Dios lo dijo, y yo lo digo, Él lo hará”.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search